Día del Señor.

Buenos días:

acabamos de celebrar la Eucaristía. Esta mañana nos levantamos con más alegría, si cabe, ya que era domingo, no había clases, el horario es diferente y además tenemos la oportunidad de dar gracias a Dios de una forma más intensa a través de la Eucaristía.

Después de desayunar, hemos estado preparándo la Eucaristía, las canciones, las peticiones, las diferentes moniciones, las ofrendas… y todo ello en inglés. Hemos escrito en inglés, hemos leído en inglés y hemos celebrado en inglés.

A la entrada nos repartían las hojas en inglés y a través de ellas íbamos siguiendo la Eucaristía. Menos mal que nuestras profes americanas respondían en el micrófono, porque sino al principio parecía que no había nadie, pero sólo al principio, es cuestión de acostumbrar el oído. Llama la atención lo atentos que están, y cómo siguen la Eucaristía, con especial atención. Se pueden ver fotos.
Después de la Eucaristía hemos reorganizado nuestros armarios, maletas, camas…, esto es, intentando hacer de nuestro dormitorio un espacio un poquito más acogedor y organizado, donde todos estemos más a gusto, ya que somos 185 niños y ya se sabe: guarda el orden y el orden te guardará.
Ahora mismo hay un ambientazo tremendo en la piscina. El grupo de monitores está haciendo bailes en el agua, el que quiere los sigue dentro del agua, fuera del agua, e incluso los más tímidos se dedican a mirar. Todo está bien.
Esta tarde tenemos el campamento dividido. La mitad montará a caballo y en carro, y la otra mitad hará juegos acuáticos. El que no monte esta tarde montará la semana que viene, salvo los que se van el miércoles.
En fin, que en Farm-Camp estamos de fiesta, la fiesta del domingo. El día del Señor.
Un abrazo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.