GRACIAS!!!!!!!!!

Buenos días,
amigos y seguidores de FARM-CAMP en apenas una hora y media tomaremos el autobus camino de Madrid y desde allí vuelta a casa. Nos hemos juntado en FARM-CAMP más de 60 niños y niñas de Madrid, Murcia, Alicante, Castilla-La Mancha, Navarra… Creo que la experiencia FARM-CAMP ha vuelto a merecer la pena.
Tres eran nuestros grandes objetivos:

  1. Aprender y mejorar nuestro inglés. Mejorar la fluidez oral, la expresión escrita, familiarizarnos con el inglés en nuestra vida cotidiana…
  2. Convivir y disfrutar de un maravilloso mundo natural y animal tan al alcance de la mano como lo tenemos en nuestra granja y, por supuesto, aprovechar la convivencia con los demás niños y niñas de FARM-CAMP
  3. Vivir en un ambiente de exquisitez educativa lleno de valores como el respeto, la responsabilidad, el orden, la disciplina, la tolerancia, la amabilidad y, por supuesto, un valor muy importante para nosotros la cercanía con Dios, a través del valor de la Transcendencia.
Esto ha querido ser FARM-CAMP. 
Hemos tenido momentos donde ha primado más lo lúdico que lo académico, otros al contrario. También hemos tenido momentos donde lo fundamental ha sido ser capaces de convivir y vivir bien sin nuestros papás, a los que siempre se les echa de menos. Esperemos que ellos también nos hayan echado de menos. Ha habido momentos en FARM-CAMP para aprender muchas cosas.

Yo me quedo con una. Hemos conseguido pasar unos días extraordinarios más de 70 personas. Hoy es día de agradecer al personal de cocina, gracias también al personal de limpieza, gracias a las personas encargadas del mantenimiento y gracias a los educadores que han compartido estos extraordinarios días con vosotros.

FARM-CAMP se despide ahora hasta el próximo día 16 de agosto, donde aseguramos estar, de nuevo, con las pilas más que cargadas y dispuestos a lo que haga falta. Nos vemos.

Finalmente gracias a las familias por haber confiado en ANCORA EDUCACIÓN la formación de sus hijos durante estos días. Esperamos no haber defraudado a nadie. Gracias de todo corazón, y gracias a Dios y a María Auxiliadora por cuidar de nosotros durante estos días, sin Ellos nada de esto sería posible.

Gracias. Adiós. Hasta siempre, amigos…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.